Mes: febrero 2018

Selena habla de sus problemas de depresión y su herencia mexicana para Harper’s Bazaar

Selena habla de sus problemas de depresión y su herencia mexicana para Harper’s Bazaar

Selena será la portada de la edición de marzo de la revista de moda estadounidense Harper’s Bazaar. Además de una sesión de fotos en la que aparece con pelo rubio, realizada a finales del año pasado, en la revista también se podrá encontrar una entrevista realizada por Katherine Langford, la actriz protagonista de 13 Reasons Why, donde Selena habla de su depresión, su próximo disco, su herencia mexicana y más.

KATHERINE LANGFORD: ¿Cuál es la mejor parte de ser una artista en 2018?

SELENA GOMEZ: Siento que se ha convertido en un lugar mucho más seguro para expresar tus preocupaciones o incluso para tener el derecho de decir: “No estoy segura de que me sienta cómoda en este entorno”. A nivel personal, habiéndome dedicado a esto desde que tenía siete años, probablemente ahora es cuanto más cómoda me haya sentido nunca. Incluso en las audiciones siento que tengo mucha más confianza de la que habría tenido en el pasado. No me obsesiono en las cosas en las que solía, “¿Parezco lo suficientemente mayor? ¿Parezco lo suficientemente sexy? ¿Parezco lo suficientemente guay? ¿Soy lo suficientemente amable, lo suficientemente graciosa?” Me vienen a la mente ese tipo de cosas, pero ahora me siento un poco más liberada.

KL: Te hiciste famosa en tus primeros años de adolescencia. ¿Hay algo que sientes que te perdiste?

SG: Probablemente he pasado demasiado tiempo pensando cómo podría haber sido mi vida, así que ahora trato de sentir gratitud por cómo es. Nunca quise ser el tipo de persona que dice: “Oh, desearía tener una vida diferente”. Así es como funcionó para mí. Estoy en el punto en que conozco el valor de mi privacidad, y entiendo cómo funciona el sistema, y ​​una vez que me di cuenta y acepté esa parte me volví un poco más valiente. Lo veo como un pequeño precio a pagar por poder tener la vida que tengo ahora.

KL: Esto es Harper’s Bazaar, así que tenemos que hablar de moda. ¿Eres una chica de zapatos o una chica de bolsos?

SG: Oh, soy ambas cosas, y siempre lo he sido. Incluso cuando era más joven y llevaba mochilas, estaba súper emocionada por tener una Betsey Johnson. Me parecía mucho más emocionante que la ropa. Y me encantan los zapatos guays. Siempre sentí que lo que vestía no importaba a menos que tuviera un par de zapatos guays para llevarlo.

KL: ¿Cuál fue tu primera compra importante relacionada con la moda?

SG: Una bolso de Louis Vuitton para el portátil, justo después de cobrar mi primer gran cheque. Recuerdo que tenía mucho miedo de estropearlo y fingía que era una pequeña empresaria que necesitaba llevar todas sus cosas importantes, aunque solo fueran mi brillo de labios y mi portátil.

KL: Has ido creciendo en el mundo de la moda. ¿Cómo describirías tu estilo personal?

SG: Definitivamente casual. Incluso si no estoy haciendo ejercicio, parece que estoy haciendo ejercicio. [Risas]

KL: Eres la reina indiscutible de Insta, por supuesto. ¿Cómo trazar la línea entre la Selena pública y la privada?

SG: Tengo una relación compleja con Instagram, cuanto menos. Me ha dado voz en medio de todo el ruido de gente intentando contar mi vida por mí y me ha permitido decir: “Oye, voy a publicar esto, y se va a ocupar de las 1.200 historias que la gente piensa que son interesantes, pero en realidad no lo son, y que ni siquiera son verdad”. Así que me da poder porque son mis palabras y mi voz y mi verdad. Lo único que me preocupa es cuánto valor depositan las personas de nuestra edad en las redes sociales. Es una plataforma increíble, pero en muchos sentidos les da a los jóvenes, yo incluida, una representación falsa de lo que es importante. Así que sí, es una relación compleja. Probablemente una de mis relaciones más complicadas.

KL: ¿Cómo es una típica noche de sábado para ti?

SG: Depende. Si me apetece pasar tiempo de hermanas, estaré con mi hermana, Gracie. Ella es más madura que yo en muchos aspectos, y tiene cuatro años. [Risas] Si quiero pasar el rato con mis amigos, la verdad es que no voy a demasiados sitios que estén de moda, así que la gente sabe que no deberían invitarme a esos lugares porque no voy a ir. Me gusta ir a buenos restaurantes, pero también me gusta Chili’s. Me encanta ir a Chili’s y comer queso y patatas fritas. También me encanta bailar. Muchísimo. Me encanta hacer el idiota con mis amigas.

KL: ¿Cómo de importante es tu herencia mexicana?

SG: Extremadamente importante. Me miro en el espejo todos los días y pienso: “Tío, ojalá supiera más español”. Nunca olvidaré cuando estaba haciendo mi programa de televisión [Wizards of Waverly Place]; Creo que tenía 15 o 16 años. Hacíamos grabaciones en vivo todos los viernes, y un viernes había una madre soltera con sus cuatro hijos. Ella era latina, y se acercó a mí después, llorando. Sus hijos estaban muy emocionados, pero yo reparé en la madre, así que le di un abrazo y le pregunté: “Oye, ¿estás bien?” Y ella dijo, “Es realmente increíble para mis hijas ver que una mujer latina puede estar en esta posición y lograr sus sueños, alguien que no es la típica, ya sabes, rubia con ojos azules.” Y entendía lo que quería decir. ¡Cuando era más joven, mi ídolo era Hilary Duff! Recuerdo querer tener ojos azules también. Creo que en ese momento me di cuenta de que significaba algo para la gente. Que importa. Incluso recientemente he experimentado cosas con mi padre que tenían motivos raciales. La mayoría de las veces, sin embargo, trato de separar mi carrera de mi cultura porque no quiero que las personas me juzguen por mi aspecto cuando no tienen idea de quién soy. Y ahora más que nunca, estoy orgullosa de eso. Pero aún necesito aprender español. [Risas]

KL: Los Millennials somos criticados a menudo por estar mimados y carecer de una dirección clara. ¿Crees que tenemos un mala reputación?

SG: Creo que los millennials somos muchísimo más inteligentes de lo que la gente se cree. Somos más conscientes de lo que queremos admitir y estamos más expuestos a todo lo que ocurre en el mundo, simplemente por crecer en Internet, lo cual da un poco de miedo pensar.

KL: ¿Qué crees que distingue a nuestra generación de las que vinieron antes?

SG: Principalmente creo que es la libertad de expresarnos y ser lo que somos sin remordimientos. Gracias a Internet, no importa quién seas, sabes que no estás solo. Tal vez un niño o una niña que crece en el sur o donde sea y se encuentra confundido y aterrado de ser quien es porque no cree que sea correcto. Ahora pueden ver a su alrededor a personas que viven libres de dolor, de intenciones ocultas, de secretos. Creo que los secretos matan a la gente, realmente lo creo. Terminas tratando de ocultar tanto de lo que eres por el bien de tu familia o de quien sea, y piensas que eres malo por ser diferente. Por lo tanto, es poderoso ver a nuestra generación rompiendo esos límites y alentando a otras personas a hacer lo mismo. Hay una sensación de libertad que las generaciones pasadas no pudieron tener.

KL: ¿Quién es tu mayor modelo femenino a seguir?

SG: Meryl Streep siempre ha sido uno de mis ídolos por su elegancia y su capacidad de ser siempre fiel a sí misma, pero jugando con estos personajes increíblemente complejos y difíciles. Me encanta su manera de comportarse. Siento lo mismo por Grace VanderWaal, que tiene, como, 14 años. Estuve en el Billboard Women in Music Awards el año pasado con todas estas increíbles mujeres, pero ella era simplemente radiante. Tenía este conocimiento y sabiduría sobre ella misma que yo querría para mí. Ah, y realmente amo a Amal Clooney. Sé que suena raro, pero he leído mucho sobre ella. Es simplemente increíble, la manera en la que habla y por lo que lucha. Supongo que estoy un poco por todos lados.

KL: Si pudieras intercambiar lugares con cualquier actriz del pasado, ¿quién sería?

SG: O Audrey Hepburn o Molly Ringwald en los años 80. ¿Cómo de increíble debió haber sido? Ella era pelirroja, tenía pecas y era increíblemente guay. Todavía quiero vestirme como ella en La chica de rosa.

KL: ¿Crees que 2018 será un año mejor que el que acabamos de tener?

SG: Voy a decir que sí porque lo creo para mí misma. Y cualquiera que me conozca sabe que siempre partiré de mi salud y mi bienestar. He tenido muchos problemas con la depresión y la ansiedad, y he sido muy elocuente al respecto, pero no es algo que siento que supere alguna vez. No va a haber un día en el que diga: “¡Aquí estoy en un vestido bonito, gané!”. Creo que es una batalla a la que voy a tener que enfrentarme durante el resto de mi vida, y me parece bien, porque sé que me elijo a mí misma sobre cualquier otra cosa. Estoy empezando mi año con ese pensamiento. Quiero asegurarme de estar sana. Si eso está bien, todo lo demás caerá en su lugar. La verdad es que no me marco metas porque no quiero decepcionarme si no las alcanzo, pero también quiero trabajar en mi música. Mi próximo álbum ha estado siempre en fase de creación. Cuando la gente me pregunta por qué, soy sincera al respecto: porque no estaba preparada. Quiero decir, sin rodeos, aún no tengo suficiente confianza sobre en qué punto está mi música. Si eso me lleva 10 años, entonces me lleva 10 años. No me importa. En este momento simplemente quiero ser súper consciente con todas las cosas que estoy haciendo.