La moda en el videoclip de “Fetish”, según su estilista y su directora

La revista Vogue ha publicado un artículo hablando de cómo los vestidos que Selena lleva en el videoclip de “Fetish” han jugado una parte muy importante para contar la historia que creó su directora, Petra Collins.

Hay dos vestidos en el nuevo videoclip de Selena Gomez “Fetish”, en colaboración con Gucci Mane. Uno, de la colección de primavera 2017 de Simone Rocha, es de volantes y está bordado con delicadas y pequeñas flores. El otro es un simple y amarillo pálido camisón de seda vintage, de la tienda de Nueva York Early Halloween. Los únicos accesorios son un par de refinados pendientes en forma de corazón de Dolce & Gabbana y unas zapatillas blancas. No es un montón de moda, pero los visuales son tan fascinantes como cualquier vídeo de gran presupuesto y de diseñador de etiqueta, incluso más. La estilista Stella Greenspan fue la responsable del atuendo de Gomez, y trabajó codo con codo con la directora Petra Collins para conseguir la estética inspirada en una película de terror.

“Decidimos que queríamos algo que no fuera demasiado arreglado”, explica Greenspain. “Necesitaba parecer relajada con la ropa y necesitábamos resaltar su personalidad en el vídeo”. La historia esencialmente gira entorno a una chica buena que se vuelve mala. “A medida que el personaje de Selena se desarrolla, también lo hace la ropa -el sencillo vestido amarillo pálido es muy bonito, y luego la vemos en el vestido más extravagante de Simone Rocha donde ella está empapada y puedes ver su ropa interior por debajo”, dice Greenspain. Añade, “creo que esos looks son muy fieles al estilo personal de Selena y no es lo que normalmente pensarías que ella podría llevar en un videoclip -la desvistes de toda esa moda y ves la preciosa joven que ella es”.

Petra Collins, que extrajo referencias de las fotos de Nobuyoshi Araki y la actuación de Isabelle Adjani en la película La posesión, explica que ella también quería que Gomez apareciera “vulnerable y poderosa al mismo tiempo”. “Queríamos que ella fuera autónoma, sexy, y en control de su sexualidad, y la ropa jugó un gran rol en eso”. La fotógrafa y directora y explica que “por ejemplo, el vestido de Simone Rocha funcionó muy bien por la manera en la que Simone diseña la ropa y ve la feminidad -sus vestidos son obviamente preciosos, pero también guardan una fealdad en ellos. Son a capas, rotos, coloridos y completos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.